: Inicio » Noticias, Portada » Concejales del PSPV de l’Olleria dan por liquidado el pacto de gobierno con Compromís.

Fuente: Sergio Gómez/ EMV Levante, jueves 12 de enero de 2017

leer noticia original en EMV Levante

Los concejales del PSPV de l’Olleria dan por liquidado el pacto de gobierno con Compromís

Los dos ediles socialistas se mantienen en sus delegaciones pero retiran su apoyo a la coalición valencianista tras denunciar la «falta de transparencia» y su marginación en los presupuestos El alcalde ve injustificada la postura y pide «coherencia» a sus socios.

Los dos concejales del PSPV de l’Olleria dan por finiquitado el acuerdo que sellaron hace un año y medio con Compromís para gobernar el ayuntamiento. «El pacto está roto de facto desde hace meses ». El líder de la agrupación local socialista y primer teniente de alcalde, Héctor Such, se expresa así para definir «una relación pésima » de la que no ve «posibilidad de mejora». «La situación es de tensión permanente», asegura el también regidor de Cultura, Patrimonio, Turismo y Seguridad. Ambas formaciones no han llegado a un acuerdo para aprobar los presupuestos de . Los socialistas abandonaron la última reunión a mitad después de un agrio enfrentamiento con sus socios.
De momento, los ediles del PSPV descartan renunciar a sus delegaciones, pero aseguran que no van a apoyar las cuentas y que «Compromís se va a quedar en minoría » en esta y otras decisiones. La coalición tiene 5 concejales frente a los 6 del PP y los 2 del PSPV. Esta misma semana, Such ha presentado por registro de entrada una propuesta de presupuestos alternativa a la de Compromís. «No nos han dejado otra opción», afirma el portavoz socialista. Según éste, el presupuesto de 2016 suponía «un agravio comparativo» porque comportó recortes en todas las áreas controladas por el PSPV que, a su juicio, les han dejado «atados de pies y manos» para desplegar su gestión. «Quieren quitarnos todo el protagonismo. Nos pisan nuestras concejalías y nos dan la espalda cuando toman decisiones. Nos excluyen constantemente ». Such considera que el presupuesto del año pasado «fue impuesto» y dejaba al mínimo sus partidas, «mientras que algunas delegaciones como Participación Ciudadana, se multiplicaron por 90». «Si les sobra dinero a final de año lo reparten entre sus áreas y a nosotros nos estrangulan », apostilla.

El concejal de Deportes, David Millán, tilda de «maltrato» el recorte del 53,6% en 2016 a su área, y critica que se traspasara el mantenimiento de las instalaciones deportivas a la concejalía de Servicios, en manos de Compromís. «No se entiende que el edil de Deportes no tenga capacidad para supervisar los recintos deportivos», apunta.

El alcalde de l’Olleria, Julià Engo (Compromís) niega la marginación y pide «coherencia» a los ediles del PSPV, cuya postura ve injustificada. El munícipe recuerda que el presupuesto de 2016 «salió adelante con sus votos» y recalca que los recortes se han extendido a la mayoría de regidorías, debido «a los menores ingresos por la bajada del IBI y al techo de gasto impuesto por el Ministerio». Las áreas que se han salvado, como Promoción Económica y Bienestar Social, son «prioritarias» dentro de la acción del equipo de gobierno «para dar agilidad a la reactivación económica y llegar a todas las personas más necesitadas». «Todos queremos más dinero, pero hay prioridades y, en cualquier caso, se pueden negociar», ahonda Engo, que, en cualquier caso considera inasumible la propuesta de las cuentas que hace el PSPV porque «no tiene ningún apoyo administrativo y de fiscalización y sería ilegal aprobarla». «Me he sentado con ellos, pero no tienen voluntad de negociar. Su propuesta consiste en bajar a todos los concejales de Compromís sus partidas para subírselas ellos y, además, supera ,el techo de gasto», sostiene.

La visión del PSPV es muy distinta. Such afirma que abandonaron las negociaciones del presupuesto porque «nos lo quieren imponer a gritos y no nos dan opción de opinar». Según éste, votó a favor de las cuentas de 2016 «por responsabilidad », pero ha decidido «plantarse» por la «actitud» de sus socios. Los ediles del PSPV ven «un boicot» en la «ausencia de atención » de la concejalía de Servicios a las áreas de Cultura y Deportes. El alcalde atribuye esta situación a la falta de personal por bajas y sustituciones y a la imposibilidad de contratar por la normativa estatal. «No podemos llegar a todo y se prioriza lo urgente», mantiene.

Dudas sobre si Such será alcalde. Otra cuestión que ha fracturado las costuras del bipartito son las dudas acerca de si el líder socialista ocupará la vara de mando el último año de legislatura. Según Such, Compromís se comprometió a ello y ahora se niega. «Solo me permitirán ser alcalde si tengo una actitud servil y no estoy dispuesto a ello», sostiene. Engo, en cambio, subraya que el pacto de gobierno estipulaba que el último año se negociaría esta posibilidad, tras una revisión de los acuerdos. «En ningún momento se dijo ni por escrito ni verbalmente que (Such) sería alcalde», remarca el munícipe. En otros escritos por registro, los socialistas censuran la «falta de transparencia» y las dificultades para acceder a la información. «Nos dan la documentación el mismo día que a la oposición y la tenemos que pedir por escrito». Such cuestiona el «nulo consenso » y pone como ejemplo el plan de caminos rurales, cuya inversión no conocieron «hasta unos días antes del pleno en que se aprobó»Los ediles del PSPV aseguran ser víctimas de una «campaña de difamación » por parte de algunos miembros de Compromís. «En comentarios de bar no entro», replica el alcalde, que desmarca a su ejecutivo de cualquier mal trato.

El alcalde insta a sus socios a dejar las concejalías si van a romper el acuerdo

Julià Engo (Compromís) pide a los concejales socialistas que aclaren si van a pactar con el PP para formar gobierno

El alcalde de l’Olleria, Julià Engo (Compromís), considera que si los concejales del PSPV dan verdaderamente por liquidado el pacto de gobierno «tendrían que abandonar sus delegaciones y dejar de cobrar ». «No me consta que hayan roto el acuerdo. Lo que sí me consta es que se han reunido con el PP para hacernos una moción de censura.
El resultado de la reunión no lo sé, pero si el pacto se rompe ha sido por ellos. Me da la sensación de que hay alguna cosa más que no dicen». Engo emplaza al portavoz socialista a «ser coherente y a asumir sus responsabilidades». «Si no quieren estar en el gobierno, que dejen de buscar excusas y abandonen sus áreas. Si no, entiendo que su única preocupación es el salario», sostiene el edil. Héctor Such reconoce haber mantenido una reunión con el PP pero asegura que «no se ha hablado nada de una moción de censura ». «Fui a hablar con ellos porque en Compromís me estaban insultando y faltando al respeto de manera bochornosa y porque tengo derecho a ello. Soy el primer teniente de alcalde y me tratan como si estuviera en la oposición. Nos boicotean de forma permanente», responde Such, que advierte: «De continuar así, Compromís se quedará
fuera del gobierno». El alcalde afirma mantenerse «fiel» a un pacto que, pese a las discrepancias, ve prioritario preservar «por la estabilidad y el bien de todos». «L’Olleria necesita un gobierno de cambio y en eso trabajamos.
Hay unas normas y acuerdos que se han de cumplir», remacha. «Ponemos todo de nuestra parte para que continúe el acuerdo. Si alguien quiere abandonar, lo tiene que decir y está en su derecho, pero ha de ser consecuente. No se puede intentar desde dentro boicotear un acuerdo para pactar con el PP. Si la voluntad del PSOE es dejar a Compromís para irse con el PP no lo comparto, pero no sería la primera vez en esta legislatura», afirma, en alusión a los diversos acuerdos que estos dos partidos han adoptado en el pleno. Engo asegura que ningún decreto ha laminado las responsabilidades de los socialistas ni el presupuesto del que disponen sus delegaciones. «Por mi parte no han encontrado marginación, sino máxima confianza. Cuando han tenido un problema de gasto se ha intentado solucionar para beneficio de todos». Engo recuerda que «todos los concejales tienen capacidad delegada por el alcalde para firmar decretos y realizar contratos menores». Los choques entre socialistas y valencianistas son constantes. El PSPV presentó una moción para que las banderas españolas volvieran a ondear en las calles de la localidad en las últimas fiestas, después de que se retiraran en el primer año de gobierno. La propuesta salió adelante con el apoyo del PP y las banderas se mantuvieron. Entre el listado de «agravios», Such considera una «falta de respeto institucional » que tanto él como el edil Millán fueron invitados casi al final del acto a una visita del conseller de Economia en 2016. «Salió en todas  las fotos», replica Engo.

leer noticia original en EMV Levante

© 2017 Portal de L'Olleria digitalcef.com