: Inicio » Noticias, Portada » CSIF avisa que denunciará ante Inspección de Trabajo a L´Olleria si no rectifica en la multa a un empleado municipal

CSIF ,  23 de mayo de 2019

El sindicato explica que el Ayuntamiento ha rechazado el recurso contra una denuncia al conductor del camión de poda 

 El sindicato CSIF avisa que estudia denunciar ante Inspección de Trabajo al Ayuntamiento de l´Olleria por obligar a un empleado municipal a asumir riesgos económicos personales en su puesto de trabajo y por la presión ejercida sobre él. Esta advertencia viene motivada por la decisión del equipo de gobierno del Consistorio de rechazar el recurso del conductor del camión de poda, que fue multado por la policía local mientras realizaba su labor.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que los hechos comienzan en diciembre de 2018, cuando tres trabajadores de servicios municipales se hallaban en la calle San Juan XXIII de L´Olleria llevando a cabo tareas de poda, y, tal como señalan en el recurso posterior, “el vehículo estaba sobre la acera para molestar lo mínimo y no obstaculizar el tráfico”.

“Pasó el concejal de Servicios Municipales y, a las cinco minutos, la Policía Local, que nos hizo una foto. Al día siguiente llegó una denuncia con la foto del camión a Servicios Municipales pidiendo identificar al conductor. Dos meses después, le ha llegado una multa al trabajador a su casa”, sigue el recurso.

CSIF comenta que el empleado afectado presentó alegaciones el pasado 12 de marzo, en las que relataba que el vehículo estaba detenido el tiempo necesario para hacer las tareas de poda, que pasó el concejal sin comentarles nada, como también lo hizo posteriormente un policía municipal, que no les instó a retirar el vehículo. También explica que nunca ha recibido instrucción alguna de la Concejalía de Servicios Municipales para no dejar el camión en ese lugar ni le han ofrecido alternativas de cómo y dónde estacionar para realizar la poda.

El sindicato lamenta que hace escasos días desde el Ayuntamiento hayan comunicado que desestiman las alegaciones a pesar de no citar, como pedía el empleado municipal denunciado, en calidad de testigos a los otros dos trabajadores que le acompañaban y sin haberle permitido reunirse con el alcalde, tal como había solicitado.

La central sindical reprueba la continua presión del concejal de Servicios Municipales sobre el colectivo de trabajadores, que tiene un claro ejemplo en la denuncia al conductor del vehículo de poda. Además, advierte de que, en caso de persistir con la desestimación de alegaciones, podría denunciar los hechos ante Inspección de Trabajo, tanto por la presión del edil sobre los empleados como por obligarles a asumir riesgos económicos personales.

¨___________________________________

El sindicat CSIF avisa que estudia denunciar davant Inspecció de Treball a l’Ajuntament de l’Olleria per obligar un empleat municipal a assumir riscos econòmics personals en el seu lloc de treball i per la pressió exercida sobre ell. Aquesta advertència ve motivada per la decisió de l’equip de govern del consistori de rebutjar el recurs del conductor del camió de poda, que va ser multat per la policia local mentre realitzava la seva tasca.

La Central Sindical Independent i de Funcionaris (CSIF) explica que els fets comencen al desembre de 2018, quan tres treballadors de serveis municipals es trobaven al carrer Sant Joan XXIII de L’Olleria duent a terme tasques de poda, i, tal com assenyalen en el recurs posterior, “el vehicle estava sobre la vorera per molestar el mínim i no obstaculitzar el trànsit”.

“Va passar el regidor de Serveis Municipals i, a les cinc minuts, la Policia Local, que ens va fer una foto. L’endemà va arribar una denúncia amb la foto del camió a Serveis Municipals demanant identificar el conductor. Dos mesos després, li ha arribat una multa al treballador a casa “, segueix el recurs.

CSIF comenta que l’empleat afectat va presentar al·legacions el passat 12 de març, en què relatava que el vehicle estava aturat el temps necessari per fer les tasques de poda, que va passar el regidor sense comentar-res, com també ho va fer posteriorment un policia municipal, que no els va instar a retirar el vehicle. També explica que mai ha rebut cap instrucció de la Regidoria de Serveis Municipals per no deixar el camió en aquest lloc ni li han ofert alternatives de com i on estacionar per realitzar la poda.

El sindicat lamenta que fa escassos dies des de l’Ajuntament hagin comunicat que desestimen les al·legacions tot i no citar, com demanava l’empleat municipal denunciat, en qualitat de testimonis als altres dos treballadors que l’acompanyaven i sense haver-li permès reunir-se amb l’alcalde, tal com havia sol·licitat.

La central sindical reprova la contínua pressió del regidor de Serveis Municipals sobre el col·lectiu de treballadors, que té un clar exemple en la denúncia al conductor del vehicle de poda. A més, adverteix que, en cas de persistir amb la desestimació d’al·legacions, podria denunciar els fets davant Inspecció de Treball, tant per la pressió de l’edil sobre els empleats com per obligar-los a assumir riscos econòmics personals.

© 2019 Portal de L'Olleria digitalcef.com