: Inicio » Educación y Salud, Portada » Campaña de prevención del cáncer de piel

 

 

La unidad móvil de detección y prevención del cáncer de piel de la AECC realizará una revisión gratuita de la piel a todas aquellas personas que se pasen por el Centro de Salud, el próximo martes 12 de noviembre de 10:30 a 13:30 h.

////////////////////////////////

El cáncer de piel es el tumor más frecuente en el organismo y en últimas décadas su incidencia se ha multiplicado por tres, según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Los dermatólogos españoles coinciden en que “lo mejor para luchar contra este tipo de cáncer es la prevención y la detección precoz”.

El tipo de piel y la genética pueden influir en el desarrollo de esta enfermedad aunque el principal factor de riesgo es la exposición a los rayos ultravioleta. Por ello, la AEDV recopila los siguientes consejos orientados a reducir los daños de la radiación solar y disminuir la posibilidad de desarrollar un tumor cutáneo.

1. Bajo la sombra

Al realizar actividades al aire libre hay que buscar siempre la sombra y limitar la tomar el sol en verano durante las horas centrales del día, de 12:00 a 16:00 horas.

2. Utilizar ropa que cubra

Las prendas de manga larga, los sombreros de ala ancha y las gorras ayudan a proteger la piel. También se aconseja usar gafas con cristales que contengan filtros ultravioleta.

3. Radiación artificial

No usar lámparas ni cabinas de bronceado.

4. Evitar las quemaduras solares

Una protección solar adecuada durante los primeros 15 años de vida reduce el riesgo de cáncer de piel en un 70 por ciento. Por este motivo, es preciso extremar las medidas en niños y jóvenes

5. Crema solar los 365 días

Los dermatólogos recomiendan usar fotoprotectores a diario, incluso en los días nublados, con un factor superior a 30 y que actúen contra la radiación UVA Y UVB. ¿Cuándo aplicarlos? Media hora antes exponerse al sol, reponiéndolo cada dos horas o más si mojamos la piel o existe sudoración excesiva.

6. Cuidado con los bebés

En los menores de cinco meses no se pueden utilizar ningún tipo de crema solar. Para minimizar los efectos del sol en los más pequeños son imprescindibles los protectores físicos como la ropa, los gorros y las sombrillas.

7. Déficit de vitamina D

La absorción de este nutriente está directamente relacionada con la exposición solar. Desde la AEDV recuerdan que el uso de fotoprotectores de forma regular no impide sintetizar la cantidad suficiente de vitamina D.

8. Autoexploración

Conviene revisar la piel una vez al mes para observar si aparecen nuevos lunares o si existen cambios en los localizados previamente. Hacer fotografías es útil para comprar su evolución.

9. Acudir al dermatólogo

Para saber cuándo es necesario ir a un especialista, existe la regla del ABCDE: lunares con asimetría, bordes irregulares, distintos colores en una misma lesión, manchas con un diámetro grande y evolución rápida. Otros motivos de consulta son las lesiones sangrantes, inflamadas o con erosiones que no curan después de tres semanas.

© 2019 Portal de L'Olleria digitalcef.com